Sábado, Enero 20, 2018

Slider

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
SUSCRIBITE A NUESTROS PAPERS RESERVADOS.
POLÍTICOS Y ECONÓMICOS, MANTENETE INFORMADO, ESTÁ UN PASO ADELANTE.
CONTRATE NUESTROS SERVICIOS:
ASESORÍAS,INVESTIGACIONES ESPECIALES,SEGURIDAD y LOGÍSTICA.
DAMOS SEMINARIOS-CONFERENCIAS-CHARLAS-TRABAJOS DE CAMPO.
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305
INFO@IGOUNETNOTICIAS.NET
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305

FURIA FEMINISTA FALACIA y FANATISMO

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Osvaldo 2016 por Osvaldo Igounet

       Aquellos amables lectores que me siguen desde hace años saben que si algo no soy es un periodista politicamente correcto, soy un simple escriba cuyo único valor -de haberlo- reside en opinar con el corazón en la mano sin presiones y sin bajezas; no lo hago en la política y mucho menos lo haré al tratar al nuevo fenómeno mundial al que estamos asistiendo: el feminismo rabioso. Pero antes que el mujeraje me caiga a la yugular como un dogo al hueso quiero aclarar y declarar que apoyo, valoro y auspicio la igualdad de género y oportunidades, que repudio la violencia de género en todas sus formas y que desprecio profundamente al hombre golpeador de mujeres indefensas que las hay y muchas pero dicho esto creo también que ninguna cruzada fundamentalista es positiva ni sana.

cacho castaña    Luchar por la igualdad de oportunidades laborales, políticas o sociales entre los hombres y mujeres es algo noble y necesario, pero usar esa batalla como excusa para algún tipo de venganza ancestral de género o peor aún pretender posicionarse por sobre el otro es peligroso en especial porque termina desvirtuando la idea original y le baja el precio a esos objetivos e ideales. Los colegas que pretenden ser politicamente correctos adhiriendo a la nueva teología social sobre el género no ayudan a ver esa diferencia es más terminan escondiéndola con consecuencias imprevisibles.

 

Así una asesina fría y confesa como Nahir Galarza (foto), quien le disparo a su novio por la espalda a quemarropa y luego lo remató de un tiro en la frente, es tratada en los medios como la "niña víctima" del presunto maltrato de un "jóven" que la rechazó en el amor o sea la victimaria ya no lo es solo porque es mujer y ahí están los colegas preguntando si esta bien llevarla a prisión o si está o no cómoda en su celda. nahir galarza El colectivo Ni una menos se convierte así en una venganza de género donde las mujeres No pueden ser asesinas, No pueden generar violencia y donde la muerte del varón es considerada de menor gravedad que la muerte de una mujer llegando a la terrible descalificación de género en casos de asesinato. Si hubiera sido al revés y Nahir Galarza fuera la víctima habría marchas pidiendo justicia y todos querrían la cabeza del joven asesinado. Con los dichos de Cacho Castaña pasa algo parecido, fueron brutales y en esta época de posmodernidad son también inapropiados, pero nadie dijo en especial colegas como Gelblum o Viale que por edad conocen que efectivamente se usaba décadas atrás como definición callejera de lo inexorable y que no remitía solo a lo sexual sino a todo: mañana me llega la DGI y bueno relajate y goza, en este restaurant me van a cobrar carísimo y bueno relajate y goza y tantos casos más, donde bajo ningún punto de vista se lo decía para alimentar las violaciones de mujeres; había hasta chistes periodisticos sobre la cárcel y te decían si caés preso te la van a dar mejor relajate y goza. Remite a que si un problema no tiene solución de nada sirve hacerse mala sangre pero dicho en el brutal argot de la calle de hace 40 años o más, Castaña creció con esas formas igual que yo, Viale o Gelblum por lo que indigna que en lugar de contextualizar los dichos del cantante y luego en privado explicarle lo inoportuno de los mismos en estos tiempos, se sumen a las voces del feminismo furibundo y los jóvenes presentadores y opinadores de esta nueva era mediática donde todo es estigmatización y potencial, para crucificarlo por unas décimas de rating.

      Si la lucha por la igualdad de oportunidades entre hombres y mejures se va a convertir en una lucha de mujeres contra hombres, llena de odios y mentiras, si vamos a tomar como ciertas cualquier denuncia de género ocurrida allá lejos en el tiempo, sin pruebas y de arrebato solo porque una mujer la hace sin pensar cuanto de cierto o de venganza -por caso- pueden tener, donde todo vale para ellas y nada para ellos, donde solo un bando tiene la verdad, la razón y la justicia como los antiguos pretores de la Iglesia medioeval estamos todos como sociedad en serios problemas. Es cierto que muchos hombres mienten y algunos son violentos, pero toda generalización es nociva ni todos los hombres son malos ni todas las mujeres son buenas. ¿Recuerdan cuando se decía que los hombres eran más infieles que las mujeres pero en casi todos los casos existía una OTRA -mujer-? y a pesar de lo ridículo del planteamiento se tomaba como una verdad científica, parece que ahora estamos   haciendo lo mismo pero en custiones infinitamente más graves. Pensalo.

Osvaldo Igounet

IN-Copyrigth 2018

Buscador