Domingo, Septiembre 24, 2017

Slider

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
SUSCRIBITE A NUESTROS PAPERS RESERVADOS.
POLÍTICOS Y ECONÓMICOS, MANTENETE INFORMADO, ESTÁ UN PASO ADELANTE.
CONTRATE NUESTROS SERVICIOS:
ASESORÍAS,INVESTIGACIONES ESPECIALES,SEGURIDAD y LOGÍSTICA.
DAMOS SEMINARIOS-CONFERENCIAS-CHARLAS-TRABAJOS DE CAMPO.
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305
INFO@IGOUNETNOTICIAS.NET
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305

Entrevista al abogado Ariel O. Merlini: "EN CÓRDOBA TODOS ESTAMOS EN LIBERTAD CONDICIONAL".

Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Yo alegre

    Las mañanas de domingo en la ciudad de Córdoba son especialmente tranquilas, poco tránsito y poca gente, ideal para salir a caminar si el solcito invernal brilla en el cielo despejado. Tengo pautada una entrevista con el abogado Ariel Osvaldo Merlini quien a las diez en punto me pasa a buscar por el hotel. Nos vamos a un tradicional y tranquilo bar del barrio de Alta Córdoba para hacer el reportaje. Antes hicimos las fotos en la plaza de enfrente. Merlini es abogado pero no es uno más, tiene historia y de la buena, tiene experiencia y mucha. Su especialidad es el derecho laboral, pero los avatares de la vida lo impulsaron también a ahondar los vericuetos del derecho penal...

Merlini 1

 

          

     Su historia, brevemente contada, dice que se desempeñaba como abogado laboralista, teniendo como clientes a grandes sindicatos como el de los Empleados Municipales de Córdoba y otros, por eso su cartera potencial de individuos representados llegaba a las quinientas mil personas; en ese contexto su estudio llego a tener miles de juicios laborales contra las ART y eso precipitó su caída en desgracia. Políticos poderosos y a la vez accionistas de las ART lo acusaron de promover la industria del juicio y por una decisión política terminó encarcelado en el penal de Bower, en Córdoba. Purgó allí tres años de prisión sin juicio ni condena, un clasico de la doctrina de la prisión preventiva de cumplimiento efectivo que es tan común y nefasta en esa provincia y de la que tantas veces hemos hablado. Lo entrevistamos y esto dijo:

IGOUNETNOTICIAS: Su detención fue injusta e ilegal ¿por qué?.

DR MERLINI: Cristina en el 2010 y otros gobernantes antes han hablado de la industria del juicio, donde el estado o algunas empresas puntuales serían atacadas por intereses malvados que atentan contra las instituciones e incluso perjudican a los clientes que representan. Sin embargo esto no es así, la realidad es que el estado, el sistema, incumple reiteradas veces sus obligaciones, viola los derechos del trabajador y eso lo obliga a iniciar distintas demandas. En mi caso como yo asesoraba a varios sindicatos termine representando a un montón de trabajadores que fueron perjudicados por la patronal por diversas cuestiones que terminaron en juicios contra diferentes ART. Piense Ud que si en una actividad X los trabajadores se quedan sordos, por ejemplo, y ni le estado ni las empresas hacen nada, es lógico que la persona perjudicada inicie una demanda, si esa empresa tiene a muchos trabajadores enfermos y descuidados y por lo tanto es objeto de múltiples juicios, eso NO es industria del juicio sino una defensa múltiple de personas cuya calidad de vida fue disminuída a veces a niveles terribles. Ellos llaman industria del juicio a proteger los derechos de los trabajadores.

IN: ¿Y por qué terminó preso entonces?

MERLINI: Esa fue una decisión política y económica. Política porque varios dirigentes de peso se sintieron afectados por los juicios que yo estaba patrocinando, y en determinado momento y me consta, hasta el ex presidente Néstor Kirchner pidió que me metieran preso con alguna excusa. La parte económica es porque con esas demandas las ART podían perder mucho dinero con los fallos adversos, y como buena parte de la clase política es dueña o tiene participación accionaria en las ART, terminaban siendo ellos quienes podían perder ese dinero, así que sacarme del medio era una prioridad.

IN: Dejeme ver si entendí bien, Ud afirma que las ART son propiedad de dirigentes políticos, ¿esto es así?.

MERLINI: Efectivamente. Mire, la cancelación total de la deuda con el  FMI (Fondo Monetario Internacional) que hizo Néstor Kirchner, cuando no era necesario ni obligatorio se debió a que se querían sacar de encima las auditorías externas del FMI, tan molestas como puntillosas, para poder moverse con libertad. Sin ese control no solo fue posible mentir con los datos del Indec, sino y mucho más importante, se desarticuló todo control externo sobre la Bolsa de Valores, eso y la nacionalización de las AFJP permitió hacer movimientos bursátiles sin control, que les permitió a esta gente hacerse de las acciones de cientos de empresas importantes, entre ellas las ART (Administradoras de Riesgo del Trabajo). Todos estos "señores" ahora son dueños de más de la mitad del país, con independencia de que se mantengan o no en el poder. A ese esquema económico, a esa mafia es a la que me enfrenté con los juicios contras las ART y eso me costó estar tres años preso, del 2010 al 2013, en un penal de máxima seguridad.

Merlini 2

IN:  Hasta donde Ud sabe o sospecha, ¿quienes están en esa sociedad comercial?.

MERLINI: Todos los políticos de renombre que hicieron pacto con el kirchenrismo. Néstor Kirchner era dueño, Cristina es dueña, De la Sota es dueño, Luis Juez, hay muchos metidos. Algunos por una tranza directa y otros porque aprovechando la volada y el descontrol fueron comprando acciones y se hicieron socios y otros que no pudieron entrar al negocio pero callan esperando su oportunidad. De la Sota, por caso, puede ser opositor político del gobierno, pero igual que Cristina posee acciones en las ART y no le gusta que estas pierdan plata. Scioli es dueño de casi todo el Grupo Bapro, salvo el Banco Provincia que es estatal, pero Bapro Seguros a Bapro Pagos, le pertenecen a él sin dudas. Son emprendimientos multimillonarios con cero inversión genuina, mucho rendimiento y que además -oh casualidad- permite lavar dinero y que da en Ud pensar si eso atrae o no al narcotráfico.

IN: Como periodista político y de investigación no me sorprende en general lo que UD me cuenta, sin embargo como estamos en democracia y vivimos en un (supuesto) estado de derecho, me gustaría que me explique como es que lo encerraron tres años si no cometió ningún delito real.

MERLINI: Mire como Ud investigó el caso Corsi, Raith, y tantos otros, sabe muy bien que en la provincia de Córdoba las garantías constitucionales no existen. Todos en esta provincia estamos en libertad condicional, si alguien es encarcelado por una denuncia cualquiera y por el motivo que sea hay voluntad de mantenerlo preso, le dictan casi automáticamente una prisión preventiva de cumplimiento efectivo que se extenderá por tres años, no importa si hay juicio o no, si hay condena o no, ni de que delito se trata. Eso me hicieron a mí. Se pidió sacarme del juego y gracias a esta "jurisprudencia" tan particular fue fácil encerrarme y tenerme "secuestrado" por tres largos años. Pero no sólo yo, por citar los casos que Ud investiga, Néstor Corsi ya lleva dos años y medio detenido sin jucio y Raith salió después de aceptar un juicio abreviado que en realidad es una extorsión: declarate culpable de todo y a lo mejor salis un poco antes. Yo no acepté ser culpable de lo que no hice y me tuve que comer los tres años adentro.

IN: Pero eso es ilegal

MERLINI: Por supuesto, pero asi se maneja el sistema judicial en Córdoba. Acá aunque nadie se atreva a decirlo, sigue vigente el sistema represivo carcelario que instauró la dictadura de 1976. A instancias del sistema penal cordobés aún gobierna el III Cuerpor de Ejército y en vez de encerrarte en La Perla te tiran en Bower, San Martín o cualquier otro penal de la provincia. Recién este año con el fallo Lojo Freyre, con el que yo tuve que ver, eso está empezando a cambiar, pero muy lentamente y sólo para algunos casos. Todos somos rehenes de alguna denuncia falsa pero aceptada, ahi perdés todos los derechos y terminas en una celda al lado de otro inocente o de un asesino serial.

IN: De la Sota no compartiría estas afirmaciones suyas bajo ningún punto de vista...

MERLINI: El gobernador vende una imagen que no existe, el tipo tiene a la provincia militarizada con las distintas policías, no policializada como asegura. Tenemos la policia provincial, las comunales, la carretera, la judicial, todas te pueden detener por cualquier razón o denuncia fundada o no y todas te llevan ante un tribunal penal que defiende su derecho institucional a meterte en prisión y después ver que pasa. Acá sos culpable hasta que demostrés lo contrario y si llevás varios meses preso sos culpable si o si porque nunca reconocen un error. La clase política cordobesa, no solo De la Sota, son dirigentes que oprimen al pueblo de la provincia.

IN: ¿Y cómo quedó su situación legal y profesional?

MERLINI: Mire, nunca me pudieron probar nada porque no hubo delito alguno. Solo me tiraron en una celda por tres años para que no moleste más. Yo ahora los estoy demando por todos los flancos posibles, mi detención fue tan indebida y escandalosa que no sólo tuvieron que soltarme, tampoco me tienen prontuariado o sea el prontuario está pero no lo usan en mi contra e incluso nunca perdí mi matrícula y por eso sigo ejerciendo la profesión.

IN: ¿Entonces volvió a su estudio y al derecho laboral?

MERLINI: Yo sigo trabajando como abogado y volví a mi estudio pero por un tiempo estoy más dedicado al derecho penal, porque además de mi propio caso estoy defendiendo las detenciones indebidas de todo interno que me lo pida, porque hay que terminar con este sistema opresivo más propio de un dictador como Luciano Benjamín Menéndez que de un país que en pleno Siglo XXI, se dice republicano y democrático.

Osvaldo Igounet

(enviado especial a Córdoba)

copyrigth 2014

  

 

Buscador