Lunes, Noviembre 20, 2017

Slider

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
SUSCRIBITE A NUESTROS PAPERS RESERVADOS.
POLÍTICOS Y ECONÓMICOS, MANTENETE INFORMADO, ESTÁ UN PASO ADELANTE.
CONTRATE NUESTROS SERVICIOS:
ASESORÍAS,INVESTIGACIONES ESPECIALES,SEGURIDAD y LOGÍSTICA.
DAMOS SEMINARIOS-CONFERENCIAS-CHARLAS-TRABAJOS DE CAMPO.
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305
INFO@IGOUNETNOTICIAS.NET
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305

opinión: De CFK a Maldonado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Osvaldo 2016 opina Osvaldo Igounet

     La temperatura política interna en el país se ve inesperadamente aumentada a niveles de incineración gracias a unas Paso con resultados sorprendentes para el gobierno y decepcionantes para la oposición en especial para Cristina Fernández y su grupo duro de seguidores quienes soñaban con arrasar en las urnas a Cambiemos y apurar así su salida en helicóptero. El fracaso de esta estrategia es lo que hoy se traduce en el Plan B del kirchnerismo y la izquierda dura que es lograr el mismo objetivo a través de la conflictividad social usando para eso errores del gobierno, operaciones de prensa, decisiones ejecutivas que esta oposición no comparte y hasta imprevistos caídos del cielo para ellos como la desaparición de Santiago Maldonado. Todo es bienvenido para echar leña al fuego del caos social. No debemos olvidar que tanto CFK como sus seguidores no dijeron nada cuando desapareció Julio Lopez, ni cuando en Once murieron 52 personas asesinadas por la corrupción oficial ni reconocen al régimen de Nicolás Maduro como una dictadura aunque así califican al gobierno del presidente Macri. En suma no solo son descarados ladrones, estafadores y fanáticos mentirosos sino que ahora se convierten en agitadores políticos y sociales en muchos casos porque una parte del pueblo cree con inocencia que tienen razón y también porque hay medios y colegas aún los anti K que para demostrar ser neutrales y politicamente correctos no dicen las cosas como son, no desde la opinión sino desde el hecho objetivo ayudando a la instalación del mito kirchnerista. Le toca a este escriba, una vez más, junto a otros pocos colegas poner blanco sobre negro y dejar la comodidad del no te metás periodístico a quienes son expertos en eso.

 

CFK: La ex presidente festejó en La Plata su presunto triunfo en las Paso de agosto y es su derecho aunque en las dos lecturas posibles tal festejo es por lo menos incomprensible, veamos. Si leemos las Paso como lo que son, una elección para que los partidos seleccionen candidatos no le ganó a nadie ya que NO compitió contra nadie dado que fue con lista única en Unidad Ciudadana entonces ¿qué triunfo celebró?, no se entiende. Ahora si miramos a estas Paso como una eventual primera vuelta de la elección oficial de octubre vemos que efectivamente sacó un penoso 0,21% más que su inmeiato competidor o sea 20.000 votos más para senadores y que perdió por más de 5 puntos a diputados. De nuevo ¿qué triunfo celebra?. Si ahondamos un poco más notamos que el "triunfo" de CFK no solo es mínimo sino también insignificante porque no debemos olvidar que ella diputada, senadora, dos veces presidenta, con dos décadas de protagonismo político compitió contra ¡¡¡Esteban Bullrich!!! quien sin desmerecer es un verdadero NN político comparado con Cristina. Y además todos coinciden en que CFK esta casi en su techo electoral mientras que Bullrich/Cambiemos tienen fundadas expectativas de crecimiento.  Técnicamente la elección es un empate y politicamente una derrota para el ego y la trayectoria K y por eso uno se pregunta ¿qué festeja esta mujer?.  La realidad es que tras bambalinas no hay festejos, Cristina esta furiosa y decepcionada con la realidad que vive: los números electorales no le gustan, Macri se fortaleció, el helicóptero soñado parece que no llegará y quizás crear caos callejero a veces o alimentar el caos ajeno otras veces termine siendo una de sus más usadas armas de campaña.

CFK

Maldonado y la cuestión mapuche: Hablemos de hechos reales, concretos, objetivos. Hasta hoy domingo 3d e septiembre de 2017 a las 20 hs no hay ningún indicio real o prueba tangible para asegurar que la desaparición de Santiago Maldonado sea de verdad una desaparición forzada, que la Gendarmería sea la responsable y que el gobierno o el propio presidente hayan autorizado semejante cosa. Sin mentir descaradamente y sin hacer uso político del caso sólo se puede afirmar que esta desaparición es una más de las casi cinco mil que hay en el país cada año y que si por caso Maldonado apareciera muerto y se comprobara que además fue un gendarme su ejecutor solo sería un caso más de gatillo fácil o brutalidad policial pero no la desaparición forzada al estilo del Proceso de Reorganización Nacional tal como la izquierda, el kirchnerismo y los truchos organismos de DDHH que tenemos nos quieren hacer creer. Eso suponiendo que el tipo este realmente muerto cosa que tampoco está acreditada en la causa al día de hoy. Ahora bien con la cuestión mapuche asi como con la temática de todos los pueblos originarios en Argentina hay que ser claros y firmes en el concepto: todas las naciones indígenas del país tienen derecho a conservar su herencia cultural y lo que se pueda de su herencia patrimonial y para eso el estado les da o debería darles por ley un pedazo de territorio y facilidades para cumplir esos objetivos, pero nada más. Guste o no esto es Argentina, con sus leyes y organización a las que los indígenas, al perder las sucesivas guerras han quedado supeditados; no hay ninguna posibilidad de hablar de separatismo tal como el RAM quiere instalar en la opinión pública y por eso sus acciones violentas son delitos comunes en el mejor de los casos y atentados terroristas en el peor atento a la ley de Intimidación Pública que la propia Cristina hizo aprobar durante su gobierno. Es bueno remarcar también que la concepción política de los ¿mapuches? del RAM se acerca peligrosamente al nazismo toda vez que ellos enarbolan una suerte de supremacía de sangre mapuche muy similar a la superioridad aria que impulsaba Hitler.

Los detenidos por los disturbios en Plaza de Mayo el pasado viernes están detenidos con la misma lógica de la ley de Intimidación Pública ya que protestar por algo no te da derecho a romper, quemar, destrozar y resistir o atacar a las autoridad. Democracia no es sinónimo de desorden, no se puede hacer lo que uno quiere siempre y un reclamo por justo que sea no da patente de corso a nadie. Si Hebe de Bonafini te enseña a odiar a los uniformados, si Cristina te enseña a odiar a Macri y a todos los ricos menos a ella y si los anarquistas te enseñan que el desorden es bueno porque si y vos o alguien les cree es problema de ese alguien. El gobierno debe poner orden, disolver a los agitadores, apresarlos, condenarlos y hacerles pagar el costo económico de los destrozos que causan y esto sirve para el RAM, la izquierda, las Madres, los kirchneristas o la CGT o quien sea, se protesta en paz y armonía o habrá consecuencias legales que si bien siempre existieron nadie hasta ahora  tenía el valor para hacerlas valer. Ojalá esté llegando el momento de empezar a terminar con el caos que tanto populismo dejó en la cultura política argentina. Nada podremos conseguir si la libertad no se ejerce con orden, respeto a la autoridad y las instituciones.

Osvaldo Igounet

IN-copyrigth 2017

Buscador