Lunes, Noviembre 20, 2017

Slider

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
SUSCRIBITE A NUESTROS PAPERS RESERVADOS.
POLÍTICOS Y ECONÓMICOS, MANTENETE INFORMADO, ESTÁ UN PASO ADELANTE.
CONTRATE NUESTROS SERVICIOS:
ASESORÍAS,INVESTIGACIONES ESPECIALES,SEGURIDAD y LOGÍSTICA.
DAMOS SEMINARIOS-CONFERENCIAS-CHARLAS-TRABAJOS DE CAMPO.
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305
INFO@IGOUNETNOTICIAS.NET
TELEFONOS: (011) 15 3236-1821 (011) 15 6222-6305

LA VIDA DE SCIOLI ES PÚBLICA

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Osvaldo 2016 Osvaldo Igounet

       Si bien siempre hay debate sobre qué es público y que no respecto de la vida de los famosos, incluyendo a los políticos, dentro del periodismo, el caso de Daniel Scioli no parece presentar demasiados interrogantes aún cuando existan colegas que pretendan tener dudas al respecto: todo lo que hace Daniel Scioli es y debe ser público más allá del interés que pueda o no despertar cada una de sus acciones. Y lo es porque Scioli es quien abrió las puertas de su privacidad desde sus épocas motonauta, porque luego fue un legislador nacional y más tarde un funcionario público en sus roles de vicepresidente primero y gobernador después, porque fue candidato a presidente y ahora aspira a ser electo legislador nuevamente. Fue Scioli quien durante todo este largo recorrido entregó su intimidad sin pudores a cambio de una tapa en una revista de actualidad o del voto popular. Pero y esto es muy importante ya no tiene derecho a la intimidad desde que le mintió a la sociedad entera respecto del estado de su gestión, de su fingida relación con su ex Karina Rabollini -quien casi pudo ser una primera dama de "mentirita"- y ahora sobre sus reales intenciones y comportamiento al enterarse del embarazo de Gisela Berger.

Scioli Scioli en su mejor momento. ¿mintió siempre?

      Scioli miente descaradamente en campaña, en el gobierno y en su vida en el llano y en tanto pretenda seguir jugando en las primeras líneas de la política no sólo no debe tener intimidad sino que no tiene derecho a ella porque la sociedad debe conocer para poder defenderse de quien como Scioli le miente y engaña sistematicamente. Scioli, como muchos otros, es un tipo peligroso para la salud institucional de la República y si quiere seguir figurando deberá someterse a vivir bajo la lupa intransigente del periodismo y de la sociedad.

Osvaldo Igounet

copyrigth 2017

Buscador